lunes, 22 de abril de 2013

Entre líneas...


No puedo negar la extraña satisfacción que sentí al toparme con este enorme cartel. Es curioso, pero creo que mi júbilo fue proporcional a su tamaño, al menos esta vez. Realmente había allí implícita cierta información para mi interés que, aunque parezca imposible, no estaba para nada reñido con el interés del anunciante. ¿O te parece a ti que tal cosa suele parecer posible? Bueno, como parecer parecer... seguro, que ya se encarga el experto de que lo parezca. Pero... ¿realmente lo es? ¿es posible que no haya intereses contrapuestos en cualquier anuncio publicitario?

Aunque no supe con certeza qué era exactamente lo que expresaba el cartel, averigué que el anunciante estaba conmigo. Y no era este el caso en el que detrás del papel, el spot televisivo o la cuña radiofónica, tenemos la oportunidad de ver (si miramos) a toda una comunidad de especialistas en la psicología perversa del marketing. Miles de versados en la materia, haciendo turnos alrededor del planeta para que no cese ni siquiera un segundo la persecución de su único objetivo: que me parezca posible. 

¿Y qué se puede hacer ante titánica intención? Tal vez leer entre líneas en una obra maestra como ésta... como yo hice. Porque detrás de aquello había algo mucho más profundo. Tal vez fue el sol, quién sabe si la brisa marina o... tal vez la entropía, sin más. El caso es que, sencillamente, me cautivó. Al menos para mí, fue el anuncio perfecto.

Quiero pensar que la naturaleza también tiene algo que anunciar, algo que decirnos...

4 comentarios:

Cristina dijo...

Fue el desgaste natural del tiempo que tanto te cautivó en ese cartel, porque si la mano del hombre quisiera imitarlo sería imposible.
Abrazos miles!

Adriana Alba dijo...

Mira.
Este pequeño dedo cubre el ojo y evita que veas todo el mundo.
De la misma manera esta pequeña mente cubre todo el universo y evita que la realidad sea vista.
Ramana Maharshi

Besos.

Anónimo dijo...

Hay que ver, como nos retorcemos y comemos el coco. Así empieza o se mantiene la locura. ¿Que te dice ese cartel de misterioso?... ¿Que espiritu de sabidurias habita en él?. Seamos sencillos y la luz entrara directamente en nuestra cabeza, lo primero, y luego,una vez caidos los velos de la ¿tontería? llegará al corazón.

Buscador de buscadores dijo...

Hola anónimo,
tu opinión contrasta en sobremanera con el resto, del mismo modo que el cartel difiere de sus cuerdos semejantes de contenidos 'sencillos y luminosos' plagados de 'sabidurías'...
Me gustó. Gracias y bienvenido.

Blogger Templates by OurBlogTemplates.com 2008